Saltar al contenido
Clásicos en verano

El Ciclo de Clásicos en Verano de la Comunidad de Madrid, que este año cumple su trigésima edición, pretende hacer llegar la música en directo a nuevos públicos y acercarla a municipios pequeños que tienen pocas ocasiones para disfrutar de ella. La mayoría de los conciertos son de música de cámara y el repertorio que se escuchará abarca desde la Edad Media hasta obras recién compuestas para el propio Festival y encargadas al efecto por la Comunidad de Madrid. Un total de doce siglos de música, al alcance del público.

Los conciertos en Villaviciosa de Odón se realizan en un marco inigualable como es el patio de armas del Castillo de Villaviciosa de Odón
 
 

 Sábado, 01 julio a las 22:00 horas 


Música en la Época de Cisneros, 1500

Obras del Cancionero Musical de Palacio 1500-1517 de la corte de los Reyes Católicos, de los Códices Mozárabes Cisneros de Toledo, de los vihuelistas del s. XVI y del entorno europeo del Cardenal Regente Cisneros.

  • Eduardo Paniagua: salterio y flautas / dirección
  • Felipe Sánchez Mascuñano: vihuela de mano
  • Luis Antonio Muñoz: canto y viola da gamba

Lugar: Patio de armas del Castillo 
Gratuito. Con entrada
(se entregarán una hora antes en la puerta de la entrada principal del Castillo)

 

 

Sábado, 22 julio a las 22:00 horas


Italia, 1600

Pasión, ternura, anhelo, ausencia, desgarro, esperanza... todo contado y cantado con una música que se subordina a la palabra de un modo casi servil y, desde luego, revolucionario en su época. Es el albor del barroco, una de las propuestas más audaces e innovadoras de la historia de la música, que empieza a desplegarse en la Italia de Claudio Monteverdi, Merula o Cavalli. Líneas intensas, tensión entre melodía y bajo y una disposición retórica que busca conmover al oyente, siempre bajo los principios de la Seconda Prattica.

Raquel Andueza, una voz que se ha convertido en indispensable en el panorama de la música antigua mundial, propone con la complicidad de Jesús Fernández Baena un concierto en torno a la lírica amatoria del primer barroco italiano. Un programa que, tomando la pasión como urdimbre, se desarrolla como un auténtico diálogo amoroso: música en estado puro.

Lugar: Patio de armas del Castillo 
Gratuito. Con entrada
(se entregarán una hora antes en la puerta de la entrada principal del Castillo)